Como dejar el baño impecable en 10 min

como-dejar-bano-impecable

Normalmente solemos tener el cuarto de baño limpio aunque hay ocasiones en las que debemos emplearnos a fondo porque pueda venir una visita o simplemente porque queramos tenerlo limpio en profundidad, pero no queremos emplear mucho tiempo en hacerlo. ¿Es posible? Sí, y en esta entrada vamos a darte unos consejos para limpiar el baño rápidamente.

Trucos para limpiar el baño rápidamente

Antes de nada hay que decir que estos consejos están creados en base a que el baño no esté totalmente sucio o tenga suciedad acumulada de muchos meses, en esos casos hay que emplearse a fondo para tenerlo limpio.

Podemos comenzar con el lavabo, el cual puede ser limpiado con unas cuantas toallitas desinfectantes, pasaremos primero una para eliminar el cabello o algún resto de sustancia reseca como pasta de dientes, gel para el pelo, etc. Después prácticamente solo tendremos que pasar otra toallita de nuevo para acabar con cualquier resto de suciedad que hubiera podido quedar.

Para limpiar el grifo podemos utilizar la toallita por fuera, pero la zona de salida del agua también hay que limpiarla bien, algo que podremos hacer en muy poco tiempo con un cepillo de cerdas metálicas y posteriormente aclararlo bien. No podemos olvidarnos las juntas, especialmente si hay masilla, dado que ésta suele atraer bastante la suciedad.

Respecto al inodoro, aquí hay que emplearse un poco más a fondo dado que es uno de los sitios más delicados. Nos pertrechamos con un balde de agua caliente, guantes, un cepillo y un paño. Limpiaremos bien el interior con un producto específico, intentando que no sea amoniaco dado que emana vapores que son peligrosos. Se puede utilizar vinagre con sal o lejía. Para el exterior, un paño humedecido con agua y líquido desinfectante. No solo hay que limpiar la loza sino también las dos tapas.

Los espejos y cristales, como el de la mampara de baño, deben limpiarse de la manera más tradicional, con un limpiador de cristales o incluso con vinagre disuelto con agua y papel, el mejor resultado de siempre. Los azulejos suelen acumular humedad y suciedad, pudiendo ser un estupendo lugar para la proliferación de moho. Además de ventilar bien el baño y secar los azulejos tras una ducha, podemos limpiarlos con una disolución de 1/4 de lejía en 1/2 litros de agua y pulverizarlo sobre los azulejos y limpiar bien con un paño.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *