¿Cómo limpiar los azulejos del baño?

Limpiar los azulejos del bano es una de las tareas de mantenimiento que debemos llevar a cabo con cierta periodicidad, para mantener el aspecto siempre cuidado y tener la máxima higiene en una estancia tan aséptica como debería ser el bano.

¿Cómo limpiar los azulejos del bano?

Una buena idea para poder limpiar los azulejos es hacerlo después de una ducha. De esta forma, el vapor del agua nos ayudará a que la suciedad que pudiera haber en los azulejos sea mucho más fácil de retirar, algo que haremos con un pano suave.

Para las juntas podemos utilizar un cepillo de dientes antiguo, con lo que poder profundizar más en ella y poder quitar cualquier clase de suciedad que pudieran tener sin ningún problema.

Para retirar la suciedad más incrustada, como pueden ser los restos de jabón en la zona de la ducha, se puede utilizar vinagre, aplicándolo y dejando que actúe durante unos minutos y después retirar con un pano humedecido en agua.

Si no es suficiente, se puede utilizar alcohol o incluso amoniaco, pero en cualquier caso es importante que el bano esté bien limpio y nunca utilizar la combinación de amoniaco y lejía porque produce una reacción química que libera un gas altamente nocivo.

Cuando tengamos los azulejos limpios podemos hacer que brillen un poco más si después de limpios y secos les aplicamos limpiacristales y los frotamos con un pano suave de algodón, de los que no sueltan pelusilla, conseguiremos que el bano esté limpio, desinfectado y con este toque, que luzcan brillantes como si fueran nuevos.

Un último consejo es intentar mantener el bano lo más ventilado posible, no solo no se acumularán olores sino que también evitaremos que se forme polvo y podamos mantener durante más tiempo los azulejos de nuestro bano en el mejor estado posible.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *