Platos de ducha de resina: 10 razones para elegirlos

Platos de ducha de resina: propiedades y ventajas de instalar uno en tu baño

¿Estás pensando en cambiar tu bañera por un plato de ducha? Sin duda, ¡es una decisión muy acertada! Despídete de ella y empieza a renovar tu baño con un elemento que aporta diseño y, sobre todo, funcionalidad. Entre la gran variedad de platos de ducha que existe en el mercado, te animamos a que prestes especial atención a los fabricados a base de resina. Debes saber que cada vez son más habituales y, poco a poco, están reemplazando a los de porcelana y acrílicos.

Los platos de ducha de resina están compuestos por una mezcla de resinas y minerales prensados y son más resistentes que los de fibra de vidrio y acrílico. Además, incorporan material impermeable y pueden encontrarse en diferentes texturas como piedra natural, piedra caliza o pizarra. Pero también cuentan con muchas otras ventajas, descúbrelas todas en el siguiente top 10:

1. Mayor rigidez

Al ser macizos, los platos de ducha de resina ofrecen una gran sensación de rigidez. Se trata de una propiedad que hasta hace poco solamente presentaban los platos de porcelana y que es fundamental en aquellos platos de ducha más grandes. Con otros materiales, cuando el plato de ducha es de mayores dimensiones, la sensación es de fragilidad e inestabilidad.

2. Excelente relación calidad-precio

Uno de los motivos que hacen que la elección de este plato de ducha sea más atractiva es el precio. Pese a todas las ventajas que ofrecen, su precio es muy económico. Es cierto que es un poco más elevado que el de los platos de porcelana y acrílicos, pero es posible encontrar platos de este tipo en torno a los 200 euros. Si tenemos en cuenta la calidad que ofrecen, la diferencia de precio se vuelve insustancial.

3. Superficie antideslizante

Una de las principales preocupaciones que tienen los clientes a la hora de elegir un plato de ducha es su nivel de seguridad, lo cual está directamente relacionado con el grado de deslizamiento. Los platos de ducha de resina tienen la máxima calificación. Las superficies pueden ser lisas o rugosas pero siempre han sido tratadas para evitar el deslizamiento. A la hora de ser evaluados, este tipo de platos siempre obtienen valoraciones más positivas en este sentido que otros modelos.

4. Pueden fabricarse a medida

La mayoría de los platos de ducha de resina pueden personalizarse en función de las medidas que requiere el cliente. Con lo cual, no se necesita llevar a cabo prolongaciones con otros materiales como el mármol o las baldosas. De esta forma, se evita la dificultad a la hora de limpiar las juntas y los riesgos de que se produzca una filtración de agua. Además, también puedes adquirir modelos angulares que se adapten a mamparas curvas.

5. Estética

Además de ser funcionales, los platos de ducha de resina, nos permiten añadir un elemento estético a nuestro cuarto de baño. En la actualidad, existe una gran variedad de diseños entre los que podemos elegir. Con colores y modelos que van desde los más clásicos a los más atrevidos; con texturas de pizarra, piedra, acabado liso, diseño hidráulico, etc. Lo importante es que sea acorde a tu estilo personal y al de tu hogar.

6. Impermeabilidad total

Los materiales utilizados en la fabricación de los platos de ducha de resina son completamente impermeables. Esto supone una gran ventaja, ya que en el resto de platos la impermeabilidad solamente está garantizada cuando el trabajo es realizado por un profesional bien cualificado. En caso contrario, pueden aparecer muchos problemas en el futuro. Además, como hemos comentado, el hecho de que puedan ser fabricados a medida, nos permite crear un espacio de ducha sin juntas y la estanquidad queda completamente garantizada.

7. Son más fáciles de instalar

Incluso aquellos instaladores que no han puesto nunca este tipo de platos de ducha se sorprenden de lo fácil que resulta el proceso y de los buenos resultados que consiguen. Además, vienen ya con las pendientes muy bien definidas en la forma del plato, por lo que el profesional solamente debe asegurarse de que queda completamente plano evitando así problemas con el desaguado de la ducha.

8. Son más fáciles de limpiar

Los platos de ducha de resina son más fáciles de limpiar, ya que presentan una mayor tolerancia a los productos de limpieza, muy por encima de otras opciones, lo que facilita en gran medida esta labor. Aunque el grado de tolerancia pueda variar en función del material con el que se ha fabricado el modelo en concreto, por lo general el grado de resistencia a los productos de limpieza es muy elevado.

9. Son más cálidos

Los materiales con los que se fabrican los platos de ducha de resina, como por ejemplo la pizarra, son mucho más cálidos para los pies y, por tanto, más agradables al tacto que la fría porcelana. De esta manera, nuestra rutina diaria debajo del agua se convierte en un momento de mayor bienestar.

10. Menor altura y mayor facilidad y seguridad para entrar

El hecho de que el plato de ducha sea más bajo y facilite el acceso es una de las causas por las que mucha gente se anima a cambiar la bañera. Además, dentro de esta opción existen multitud de opciones con alturas distintas. Los actuales son entre 5 y 10 cm más bajos que el resto de platos. En cualquier caso, lo cierto es que la altura puede variar en función de la capacidad para ahondar en el suelo y del espacio que sea necesario para ubicar el desagüe.

Con toda esta información en tu mano, ¿te gustaría saber qué modelos de platos de ducha de resina tenemos en thebath.es? Visita nuestra tienda online y contacta con nuestro equipo de asesores para convertir tu baño en el espacio moderno, seguro, y acogedor que imaginas.

Suscríbete a nuestra Newsletter

¿Quieres estar al tanto de todas nuestras novedades? Suscríbete y recibirás en tu email todos los consejos y novedades que publicamos en nuestro blog. ¡No te los pierdas!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes